* Escribinos a orillera@gmail.com
¡Gracias! Mandanos tus poemas, cuentos, cartas, ilustraciones por aquí o a Juncal 495/Santa Rosa. La Pampa (CP6300)




miércoles, 1 de diciembre de 2010

Viejo amigo, Excilia Saldaña (Cuba) 1946!

Mi niño tiene un amigo
–los ojos de negro bosque,
el pelo negro y endrino,
la piel de puro azabache,
la voz de oscuro castillo–
de noche viene a buscarlo
en un corcel negro y fino
y se van los dos alegres
por un antiguo camino:
Mi niño hecho niño-sueño.
Su sueño hecho sueño-niño.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Canción para dormir a los niños que se quedaron sin cuna

A ro ró flores

de madreselvas

rico perfume, niño

para que duermas.


A ro ró grillos

con alas grandes

para que el niño escuche,

cante y descanse.


Cuando la tierra tiemble

o estalle el mar

las mamás por el mundo

van a arrullar:


A ro ró trébol…

* Adriana Lis Maggio Chile 2010 * Foto. Papelucho, ícono de las LIJ en Chile...


viernes, 19 de noviembre de 2010

Canario

Tímido, breve, sonoro
guisaso de cervatana;
reflejo de la mañana,
girasolista sn coro.

Así atraviesas el llano
que cunde el ítamo real,
y tu garganta, cristal
para seis cuerdas de guano,
toma en el punto cubano
su recipiente canoro.

* guisaso: nombre de un grupo de plantas ( Cuba)
* ítamo:planta medicinal
* Un poema méxicano, de Alberto Serret.

martes, 16 de noviembre de 2010

Era una paloma


Era una paloma,
punto y coma,
que dejó su nido,
punto y seguido,

para ir al parque,
punto y aparte.
Se encontró un amigo,
puntos suspensivos...

Se paró en la loma
punto y coma;
se tragó un rosal
punto final.

*Antonio Granados (México)

* La foto es en Girona, España. Allí viví unas semanas del verano de 2000/1.
Y me traje la paloma,
punto y coma.

sábado, 13 de noviembre de 2010

martes, 9 de noviembre de 2010


Mar mar mar... Así estaba hoy la costa, con mucho viento y espuma. Una gaviota espera su merienda de peces, quieta y atenta.
A veces vengo de caminar y te traigo un ramillete de manzanillas, una piedra con forma, un panaderito sin soplar... pero hoy, que tuve la suerte de andar pisando arena, te traje el mar.
Mar mar mar.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Poema conjuro para decir en un día chinchudo


Estos días siempre son iguales
días de papá enojado,
de no hay más caramelos
y No toqués al gato!.

Si llueve uno se jode,
no se puede salir
porque está el barro,
y yo pienso
¿Con tanto miedo verde
dando vueltas,
que yo salga a jugar
será tan malo?

Entonces,
esos días en que vuelan patos,
yo invento una laguna de colores,
les hago cuevasábanas azules,
y al vuelo, me los cazo.

* En Caramelos Sueltos. Ediciones Orillera 2009
* Mi sobrino Mateo-pequeño- y Duque- muy viejito-.

El hombre que llevaba su país en el bolsillo

Un hombre se sentó en la banca del parque.
Los transeúntes que recorrían con prisa la calzada no se percataron de ello. Contaban con poco tiempo para detenerse a observar las palomas o los perros que daban saltos al lado de sus amos. Mucho menos iban a tenerlo para observar a este hombre, completamente solo en la inmensidad de la ciudad.
Un anciano, quien leía el periódico en la banca de enfrente, miró al solitario. Lo observó sacar de su bolsillo un extraño instrumento, llevárselo a los labios y empezarlo a soplar. Y una melodía deliciosa, como un arco iris, salió de los agujeros del raro objeto y llegó hasta los oídos del viejo.
Este arrolló el periódico y se acercó al hombre. Al percibir una sombra sobre su cara, el solitario cesó su música y le preguntó tímidamente:
–¿Qué se le ofrece?
–Ver su instrumento –respondió el viejo–. Nunca antes había disfrutado de una melodía tan rara y deliciosa.
–Es una ocarina –agregó el solitario–. Algún indígena de mi país la fabricó con barro, hace cientos de años.
–¿Acaso viene usted de muy lejos? –preguntó el anciano al mismo tiempo que se sentaba a su lado.
–A más de un mes de camino –contestó el joven–. Vine a esta ciudad en busca de trabajo y de dinero. En un pequeño poblado del sur, al lado del mar, se quedó mi familia y mi gente. Pero, ¿tal vez usted querrá escuchar el mar?
–El mar –se sorprendió el anciano–. Pocas veces he estado cerca de él. Ya se me olvidó el color de sus aguas.
–Pues ponga su oído cerca de esta caracola –dijo el solitario, sacando de su bolsillo un fósil marino.
El anciano asintió y escuchó el murmullo de las olas, el graznido de las gaviotas y la ronca sirena de un barco.
–¿Y tal vez usted querrá ver una flor?
–¿Una flor? –se asombró el anciano, abriendo sus inmensos ojos celestes–. Esta ciudad no posee flores. Se tiznarían con el humo de los carros y se asustarían con el ruido de los motores.
–Pues yo siempre llevo una flor conmigo –expresó el joven con orgullo–. Mírela.
Y extrajo de su bolsillo una libreta amarilla y vieja como el mismo tiempo. En una de sus páginas se encontraba una flor seca. El joven la olió con cuidado y la flor tomó el color rojo de las sandías y la fragilidad de una fina seda.
–¡Ah! –dijo el muchacho–. Me gustaría presentarle a mi madre.
–¿Su madre? –interrogó el viejo, sorprendido–. ¿Acaso se encuentra cerca?
–No... qué va... –agregó el joven sonriendo–. Está en mi país. Pero yo siempre la llevo conmigo. Vea.
El muchacho sacó de su bolsillo una fotografía arrugada. Presentaba a una señora sentada en medio de los árboles, con una mano puesta sobre el delantal, mientras parecía saludar al que estuviera enfrente.
De repente, la señora de la fotografía parpadeó y le comentó al anciano:
–¡Qué buen aspecto tiene usted, señor! El lugar donde vive es tan gris que me ha dado por pensar que su gente se encuentra enferma.
El solitario colocó la foto a un lado y le preguntó al viejo:
–¿Y las montañas de mi país? ¿Le gustaría mirar las montañas de mi país?
El viejo, que ya empezaba a acostumbrarse a aquella serie de extraños objetos, le respondió con energía:
–Enséñemelas, por favor, me muero por conocerlas.
Así fue como el joven extrajo de su bolsillo un pequeño espejo y lo depositó en las manos del anciano.
Al principio, el viejo tan sólo vio su rostro reflejado en la superficie. Pero unos instantes después observó montañas cubiertas por gruesos árboles de copas verdes y troncos blancos. Vio águilas planear por encima de los picachos y cascadas despeñarse sobre las rocas.
El joven no lo dejó terminar de gozar de aquel paisaje. Inmediatamente lo interrumpió:
–¿Y un pedacito de nube? –le preguntó–. ¿Quiere usted conocer un pedacito de limpia nube?
Y el joven sacó de su bolsillo una nubecita que fue ascendiendo por el aire y se perdió entre el humo de los automóviles.
–¿Y un perico? –interrogó el joven–. Observe, por primera vez en su vida, este animalito.
Y el perico salió de su bolsillo y se posó en el hombro del joven saludando con una reverencia.
–¿Y un trozo de relámpago? Los gases contaminados de esta ciudad son tan espesos que nadie puede observar un hermoso relámpago.
Y ante los ojos desorbitados del anciano, el joven sacó un relámpago y lo estrelló contra la calzada.
Luego salieron de su bolsillo cien gotas de lluvia, una brisa de diciembre, una alfombra de zacate y muchas, muchas cosas.
A pesar de que la gente seguía transitando por el parque, sólo el anciano disfrutó de aquel espectáculo. Sólo él era capaz de creer que un hombre, lejos de su tierra y de sus caminos, era capaz de cargar todo su país en un bolsillo.

* Carlos Rubio, Costa Rica. En cuatrogatos.org


jueves, 28 de octubre de 2010

¿Quién?


¿Por qué hay fuego encendido
en la casa
de
la A?

¿Quién ahuma la mañana?
¿Quién amasa el pan?
¿Quién canta en la cocina
de la casa
de la A?

* En Periquito, de Laura Devetach

viernes, 22 de octubre de 2010

Canción para dormir a los niños que perdieron su cuna...


Cuando la tierra tiemble,

¡no te de susto!

que las mamás del mundo

te dan su arrullo:


A ró ró trébol

de cuatro hojas

buena fortuna, niño,

sueña y reposa.


A ró ró flores

de madreselva

rico perfume, niño

para que duermas.


A ró ró grillo

con alas grandes

para que el niño escuche,

cante y descanse.


Cuando la tierra tiemble

o estalle el mar

las mamás, en el mundo

arrullarán.

Ar ró ró trébol…


* Adriana Lis Maggio

* Image de web OMS

jueves, 21 de octubre de 2010

De la web los cuentos de la pajarería... uno para la abuela



Sueña
que anda descalza,
con pasos de gata.

Sueña
que se mete en la cama,
con su caja de lata.

Sueña
en sus pequeños tesoros,
pastelitos de nata.

Sueña
que se los come a escondidas,
sin que nadie la riña.

Sueña
la abuelita
sueña,
que es una niña.

* S. Isem. www.loscuentosdelapajareria.blogspot.com

viernes, 1 de octubre de 2010

Lecturas en primavera


El pasado 29 de septiembre participamos de una preciosa Fiesta de la Lectura en Macachín, La Pampa. El primer día de octubre estuvimos con los chicos de Lonquimay y sigue así:
* El viernes 8 de octubre, con los chicos del Club de Lectores de la U9, Santa Rosa.
* El 30 de octubre en el Centro de Estudiantes Universitarios , en La Plata.
* El 9 de noviembre en Uriburu.
* El 26 de octubre realizaremos la entrega de libros recopilados con el certamen " Leer y Compartir" a la biblioteca popular de Ingeniero Luiggi y se realizará una jornada de cuentos y canciones.

Algunas, son actividades enmarcadas en la Maratón de Lectura y el Plan Nacional de Lectura y otras, simplemente pensadas y organizadas con el objeto de estimular y promover la lectura, la literatura entre chicos y grandes.
¡A leer, a escuchar y a disfrutar !


lunes, 27 de septiembre de 2010

El mar, de Jorge Luis Borges


Antes que el sueño (o el terror) tejiera
Mitologías y cosmogonías,
Antes que el tiempo se acuñara en días,
El mar, el siempre mar, ya estaba y era.
¿Quién es el mar? ¿Quién es aquel violento
Y antiguo ser que roe los pilares
De la tierra y es uno y muchos mares
Y abismo y resplandor y azar y viento?
Quien lo mira lo ve por vez primera,
Siempre. Con el asombro que las cosas
Elementales dejan, las hermosas
Tardes, la luna, el fuego de una hoguera.
¿Quién es el mar, quién soy? Lo sabré el día
Ulterior que sucede a la agonía.

* Foto en República Dominicana.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Viejo amigo


Mi niño tiene un amigo

–los ojos de negro bosque,
el pelo negro y endrino,
la piel de puro azabache,
la voz de oscuro castillo–
de noche viene a buscarlo
en un corcel negro y fino
y se van los dos alegres
por un antiguo camino:
Mi niño hecho niño-sueño.
Su sueño hecho sueño-niño.

Excilia Saldaña nació en La Habana, en 1946, y falleció en esa misma ciudad en 1999. Ensayista y poetisa. Autora de los libros de versos Cantos para un mayito y una paloma (Premio Nacional de Literatura Infantil Ismaelillo, 1979) y La noche(1989). En 1987 publicó Kele-kele, narraciones para jóvenes inspiradas en la mitología yoruba.

jueves, 9 de septiembre de 2010

¡Feliz día!


Yo tengo una Señorita
que baila si está contenta
y nos deja hacer dibujos,
con la suma y con la resta.


Cuando enseña geografía
planifica siempre un viaje
así en vivo y en directo,
descubrimos los paisajes.


Si el tema es saber de historia,
nos habla de sus abuelos
y nos hace repensar,
cada cosa que aprendemos.


Nos cuenta historias de magos
de princesas, de aventuras…
para sembrarnos las ganas
y el amor por la lectura.


Para el día del maestro
la vamos a homenajear
porque nuestra Señorita
¡es lo más grande que hay!


* En Caramelos sueltos. Adriana Lis Maggio 2009
* Imagen de web

martes, 7 de septiembre de 2010

Rock ecológico



Dicen que es de la verguenza


que el tomate es colorado


pero el pepino me dijo


que es de andar enamorado...



Agujero de ozono
¡Qué bajón!¡Qué bajón!



Verduras para el almuerzo,


lentejas para la cena;


se me escapó una batata


pelada que daba pena.



Agujero de ozono
¡Qué bajón!¡Qué bajón!



Tocan un rock muy copado


las chicharras y los grillos,


con un repollo morado


baila el zapallo amarillo.





Agujero de ozono
¡Qué bajón!¡Qué bajón!



El agua, con lavandina;


la leche, con chocolate.


si no te gusta este rock


"Matate, loco, matate"
Adriana Lis Maggio (Argentina)

lunes, 30 de agosto de 2010

Enamorada del muro

Tejer.

Punto Santa Clara con dos agujas,

dos manos

y dos-cientas hojitas verdes.


Espero y tramo

largas guías

para florecer.


Enamoradas del muro:

la enredadera y yo.


* ALM en Estrategias para la espera


viernes, 27 de agosto de 2010

Pío pio pio...

Hay muchos pollos
que causan risa
muchos pollos trajeados
y sin camisa.

Los muy chiquitos
tienen botines
y debajito
sus calcetines.

Los muy chiquitos
con su chaqueta
y debajito
sin camiseta

* Antonio Granados ( México)

sábado, 21 de agosto de 2010

Hoy, de Elsa Bornemann


La vida es breve.
Un parpadeo fugaz,
destello leve.

¿La vida? Un flash...
Todo tiempo se bebe
y es muy voraz.

Pasos ligeros:
nosotros, su menú,
sus pasajeros.

Ah... Te propongo
que –entonces– tú y yo,
sin un rezongo,

HOY nos amemos
–de la nada herederos–
mientras estemos.

domingo, 15 de agosto de 2010

(...)
Eres la tierra que nos diste, un ramo
de cedrón que golpea con su aroma,
que no sabemos dónde está, de dónde
llega su olor de patria a las praderas.
Te galopamos, San Martín, salimos
amaneciendo a recorrer tu cuerpo,
respiramos hectáreas de tu sombra,
hacemos fuego sobre tu estatura.

Eres extenso entre todos los héroes.

(...)

* Fragmento del poema SAN MARTIN, de Pablo Neruda.

viernes, 13 de agosto de 2010

Siete poemas mínimos

Caracol:
mínima cinta métrica
con que mide el campo Dios.

Jorge Carrera Andrade
(Ecuador)

Cuando ríes

Cuando ríes y cantas,
la vida es una muñeca
de trenzas largas...
muy largas...

Roberto López Moreno
(México)

Definición

La chicharra
es una hoja seca
que canta.

Luis Barrios Cruz
(Venezuela)

Abril

Cuando abril está en sazón
al lado derecho
del pecho
me brota otro corazón.

Flavio Herrera
(Guatemala)

¿Qué es el gato?

El gato
es una gota
de tigre.

Jairo Aníbal Niño
(Colombia)

De las copas

Han servido el champán,
y por entre las copas
revolotean mariposas amarillas.

Aquiles Nazoa
(Venezuela)

Otra cosa

Yo tengo una caja triste
de manía muy curiosa:
tú buscas lo que pusiste,
pero encuentras otra cosa.

Francisco de Oraá
(Cuba)

* www.cuatrogatos.com


sábado, 7 de agosto de 2010

¡Feliz día del niño!

* Piñatas de caramelos sueltos. Museo de Arte de La Pampa

domingo, 1 de agosto de 2010

Los animales, los niños, los derechos.


Los animales, los chicos
no deberán trabajar.
El elefante, a la selva
y los niños, ¡a jugar!
Derechito y por la orilla
-dice un refrán popular-
La jirafa, por el bosque
y los niños, ¡a estudiar!

Que tengan casa y comida
es derecho universal.
El tigre, por la pradera
y los niños, ¡a soñar!

Un nombre, salud, cuidados
y en el mundo, su lugar.
El oso a su madriguera
y los niños,¡ a volar!

Son derechos de los niños
que habría que compartir
con todos los animales:
¡vivir y dejar vivir!.

* En Caramelos sueltos. Ediciones Orillera 2009
* En la foto, perrito orillero.

martes, 27 de julio de 2010

Barrilete


Alta flor de las nubes
–lo mejor del verano–,
con su tallo de música
en mi mano sembrado.

Regalo de noviembre,
nuevo todos los años
para adornar el día,
para jugar un rato.

Bandera de fiesta
que se escapa volando...
Pandereta que agitan
remolinos lejanos.

Pececillo del aire
obstinado en el salto.
Pájaro que se enreda
en su cola de trapo.

Luna de mediodía,
con cara de payaso.
Señor del equilibrio.
Bailarín del espacio.

Ala que inventa el niño
y se anuda a los brazos.
Mensaje del celeste.
Corazón del verano.

*Claudia Lars, seudónimo literario de la poetisa Margarita del Carmen Brannon Vega (1899-1974). Nació en la ciudad de Armenia, Sonsonate, El Salvador, de padre de origen irlandés y madre salvadoreña.

* Foto de mi niñez.

jueves, 22 de julio de 2010

Junio francés

Ella era una chica sopa de cabello de ángel. Una muchacha tibia que echaba vapor de empañar ojos. Olorosa y salada.

El tenía boca de vidrio. Hombre de tintinearle labios y buen beber.

Se encontraron de paso en un restó, mientras afuera era París con llovizna de junio.

Chica sopa soltó calor y hombre, vidrio roto. Corrió sangre por las mesas, por los platos, por las fuentes...

El dueño del local, puso un cartelito en la puerta mientras llegaba la ambulancia.

Siguió junio y nada más. No todos los amores son posibles aunque París se llueva.

* En Minúsculas. Ediciones Orillera. 2010

sábado, 17 de julio de 2010

Un poema chiquito para la más grande!


Mi poeta preferida
vivió en Toay,
en una casa con flores
y un árbol de aguaribay.

Tuvo un sombrero de paja
con prendedores de sal,
zapatos color violeta
y un tapado de astracán.

Cuando se fue de La Pampa
lloró con llanto de lluvia,
dejando versos escritos
por toda la arena rubia.

Olga de los ojos claros,
la maga señora Orozco
en esa literatura, me pierdo
y me reconozco.

* Adriana Lis Maggio



miércoles, 14 de julio de 2010

Para las vacaciones: El árbol de lilas, de Teresa Andruetto

Uno

Él se sentó a esperar bajo la sombra de un árbol florecido de lilas.

Pasó un señor rico y le preguntó: ¿Qué hace sentado bajo este árbol, en vez de trabajar y hacer dinero?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Pasó una mujer hermosa y le preguntó: ¿Qué hace sentado bajo este árbol, en vez de conquistarme?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Pasó un niño y le preguntó: ¿Qué hace usted, señor, sentado bajo este árbol, en vez de jugar?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Pasó la madre y le preguntó: ¿Qué hace este hijo mío, sentado bajo un árbol, en vez de ser feliz?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Dos

Ella salió de su casa.
Cruzó la calle, atravesó la plaza y pasó junto al árbol florecido de lilas.
Miró rápidamente al hombre.
Al árbol.
Pero no se detuvo.
Había salido a buscar, y tenía prisa.

El la vio pasar,
alejarse,
volverse pequeña,
desaparecer.
Y se quedó mirando el suelo nevado de lilas.

Ella fue por el mundo a buscar.
Por el mundo entero.

En el Este había un hombre con las manos de seda. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
Lo siento, pero no,
dijo el hombre con las manos de seda.
Y se marchó.

En el Norte había un hombre con los ojos de agua. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
No lo creo, me voy,

dijo el hombre con los ojos de agua.
Y se marchó.

En el Oeste había un hombre con los pies de alas. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
Te esperaba hace tiempo, ahora no,

dijo el hombre con los pies de alas.
Y se marchó.

En el Sur había un hombre con la voz quebrada. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
No, no soy yo,

dijo el hombre con la voz quebrada.
Y se marchó.


Tres

Ella siguió por el mundo buscando, por el mundo entero.
Una tarde, subiendo una cuesta, encontró a una gitana.
La gitana la miró y le dijo:

El que buscas espera, bajo un árbol, en una plaza.

Ella recordó al hombre con los ojos de agua, al que tenía las manos de seda, al de los pies de alas y al que tenía la voz quebrada.
Y después se acordó de una plaza, de un árbol que tenía flores lilas, y del hombre que estaba sentado a su sombra.

Entonces se volvió sobre sus pasos, bajó la cuesta, y atravesó el mundo. El mundo entero.
Llegó a su pueblo, cruzó la plaza, caminó hasta el árbol y le preguntó al hombre que estaba sentado a su sombra:

¿Qué hacés aquí, sentado bajo este árbol?

Y el hombre dijo con la voz quebrada:

Te espero.

Después él levantó la cabeza y ella vio que tenía los ojos de agua,
la acarició y ella supo que tenía las manos de seda,
la llevó a volar y ella supo que tenía también los pies de alas.


miércoles, 7 de julio de 2010

Otra vez, invierno (fragmento)


Yo se que estás, invierno,

por mi barrio,

escarcha,

bajo cero,

tiritando...


(...)

Cascaritas marrones

del otoño,

en el gris esqueleto

de los álamos.


La abuela anda buscando,

uno manojo de sol

en la ventana.

Todo el color que falta

en el paisaje,

lo lleva en su bolsita

de agujas y de lanas.


(...)

Pero están mis amigos,

esta escuela,

todas mis ganas de seguir jugando;

cuando vuelvo a mi casa

un par de abrazos

y el fueguito prendido

allí, esperando.


* Marcelino Catrón. Argentino

lunes, 5 de julio de 2010

Caramelos... y Mundo bolita, en la Feria del Libro Infantil

20.ª Feria del Libro Infantil y Juvenil

12 al 31 de julio de 2010, en Buenos Aires.

La Feria del Libro Infantil y Juvenil es un espacio destinado para chicos de hasta 14 años, como un aporte para su formación educativa, posibilitando la transmisión de auténticos valores en un ambiente de alegría, diversión y entretenimiento.

En el stand de la editorial Serendipidad podrás encontrar ejemplares de Caramelos sueltos; Mundo bolita y Menta.



lunes, 21 de junio de 2010

* En www.educared.org.ar

Piropo

La barquita pesquera,
recortada sobre el cielo y el mar,
parece una flor marinera
escapada de la primavera
que está por llegar.
¡Una flor marinera
que sabe bailar!

Pero vino Juan Copete
que en todo, todo se mete,
y sin pedirme permiso
se fue y se llevó el paquete.

* María Hortensia Lacau


sábado, 19 de junio de 2010

Robert Louis Stevenson, un poeta escosés

Lluvia

Está lloviendo en todas partes,
en campos y árboles al par,
aquí llueve sobre paraguas
y sobre barcos en el mar.

Pensamiento feliz

Tan lleno el mundo está de cosas miles,
que debemos cual reyes ser felices.

Mirando al futuro

Cuando yo crezca y sea mayor
me sentiré orgulloso y con honor.
Y a cada niño y niña le diré que respete
y me dejen en paz con mis juguetes.

jueves, 17 de junio de 2010

En el Mundial de fútbol...


Mario Benedetti le regaló este poema a Maradona.

Hoy Tu Tiempo Es Real

Hoy tu tiempo es real, nadie lo inventa

Y aunque otros olviden tus festejos

Las noches sin amor

quedaron lejos

Y lejos el pesar que desalienta.


Tu edad de otras edades se alimenta

No importa lo que digan los espejos

Tus ojos todavía no están viejos

Y miran, sin mirar, más de la cuenta

Tu esperanza ya sabe su tamaño

Y por eso no habrá quien la destruya

Ya no te sentirás solo ni extraño.

Vida tuya tendrás y muerte tuya

Ha pasado otro año, y otro año

Les has ganado a tus sombras, aleluya.

lunes, 14 de junio de 2010


Marcelino Catrón
Nació en Doblas, LP, el 20 de septiembre de 1940. Fue maestro en Buenos Aires y luego en Santa Rosa. De sus creaciones para niños se recuerda El Peludo Valentín: "Lo vieron cerca de Doblas,/ anduvo por Macachín,/ siempre buscando tesoros/ el peludo Valentín./ Tiene cueva de dos pisos/ es pocero y albañil,/ mira La Pampa de abajo,/ vive junto a su raíz,/ él conoce penas indias/ enterradas por allí" (fragmento). En 1987 recopiló poesías y relatos pampeanos bajo el nombre de La Pampa Cuenta y Canta, aumentada y reeditada en 1999, por Adriana Lis Maggio. Se trata de literatura infantil y juvenil para que los maestros tengan material de trabajo. En el prólogo escribió: "Consideramos que las poesías, los cuentos, las leyendas y todo el arte de una región, resumen en gran medida lo esencial de un pueblo y al difundirlos estamos apuntando reflectores hacia este 'país del monte' para rastrearnos a nosotros mismos". También publicó Ojitos de Agua (1991). Sus poemas han sido musicalizados por los artistas pampeanos Coco Gómez, J.G. Molina y Ernesto del Viso. Adriana Lis Maggio recopiló su obra y publicó " Marcelino fue y vino" 1997, a través del FEP. Murió el 19 de julio de 1994 en Santa Rosa, La Pampa.

* Biografía del poeta Marcelino, para los chicos y maestras que piden
* www.pobresideas.blogspot.com

domingo, 13 de junio de 2010

En el sombrero del mago


Las palomas se han dormido
y los conejos bostezan.
Las cintas de colorines
–serpientes raras–
ya sueñan.
Los guantes de luz y espumas
en el fondo
se nos quedan.
(El sombrero, así, tranquilo,
parece guardar
estrellas.)
Toda la magia encerrada
está en él,
hecha sorpresas.
Toda la magia, dormida,
¡ten cuidado,
que despierta!

Norge Espinosa nació en Santa Clara, Cuba, en 1972. Realizó estudios de teatro. En 1992 aparece su primer libro de versos: Las breves tribulaciones. Es autor de varias obras teatrales, entre ellas Sarah´s, estrenada por la compañía habanera El Público. Los poemas que reproducimos forman parte de su obra para niños Los pequeños prodigios (1996). En www.cuatrogatos.org